viernes, 13 de noviembre de 2009

Reír


Soñé que estaba en una de estas iglesias abrasileradas donde te enseñan "el manto de la descarga", "la llama de la descarga", "el pijama de la descarga", ese tipo de cosas... Estoy en el frente, tratando de escribir un texto en el que me quiero burlar de todo lo que hay alrededor. Se me acerca uno de los patovicas y me dice que tengo que irme más al fondo. Allí me encuentro con dos amigas mías (que no sé quiénes son, pero en el sueño simplemente eran personas amigas). Me siento a una mesa y trato de continuar el texto. El patovica intuye algo y comienza a empujarme por la espalda. Me tambaleo en el asiento y no puedo escribir. Una de mis amigas se me acerca y me dice al oído: "Ahora no es momento para reírse de Dios, Damián. Espera un poco más".

7 comentarios:

La manada dijo...

Isso se chama traficar influências ou vivências , ladron. Estou seguro que essas amigas eram morenas e seus corpos eram abrillantados e se movian ao compas de ipanema , como seja um abraço e estamos ahi , adios.

Damián González Bertolino dijo...

EEEhhhhhhh????

La manada dijo...

Fumeta time, radioactive pills are to blame !!!

Anónimo dijo...

Qué fuerte!!! Despertastes ahí ? Se tratará de uno de esos sueños que Jung denominaba "grandes sueños" ? No parece ser un mensaje tan difícil de desentrañar, el logos se empeña en registrar para reírse, y "una" de dos amigas, da el mensaje con claridad meridiana " no es momento", habla el lado femenino, o concretamente uno de los lados femeninos...en qué momento estás, y que hay fuera de la trinchera de los textos, de la risa...bueno, eso lo sabes tu.
Abrazo enorme.
Mauricio.

Fabián Muniz Umpiérrez dijo...

¡¡¡Reirse de Dios!!! ¡¡¡Juaaaaas!!!

Abrazo!!!
A.A

Vaz dijo...

Mas que bueno eso, ãh!

Damián González Bertolino dijo...

Estimado Vaz:
Muito obrigado!
Um abraço pra ti e Maribel...