jueves, 19 de julio de 2007

Bajo el peso del recuerdo

Ahora que estoy por (re) publicar la tercera parte de “Los trabajos del amor” cuento algo vinculado con esta novela y que me pasó hace unos minutos. En realidad, el asunto viene de más tiempo atrás, cuando yo soñé con algo así como la película de “Los trabajos…”, o más bien con su primer plano. Es una cámara fija, un plano abierto sobre una ruta. Algún que otro auto le pasa por al lado, pero la atención está en auto blanco que al comienzo no es más que un puntito que pincha el final de la ruta. De a poco llega el audio, una cumbia villera. El auto se acerca. Es un Fiat Premio totalmente blanco. La música se escucha más fuerte. El Premio se acerca a la cámara y de repente esta empieza a moverse como montada sobre el capó, todo sin cortes. El travelling se inicia y a través del parabrisas se ve a dos hombres con cara de cansados o hartos. El Premio gira hacia la derecha. Hasta ahí fue el sueño. Me acuerdo que una cosa que fui pensando con los días es que la música (por más que tenga que ver con el ambiente que se narra en la novela) tendría que ser otra cosa en vez de cumbia villera. Y llegó una noche en que puse “Rain dogs” de Tom Waits y encontré el tema perfecto: “Jockey full of bourbon”. Hace poco tiempo, observando cómo Felipe ha experimentado con animación en plasticina (http://www.diarioincoherente.blogspot.com/), le propuse que para este veranos al menos filmemos los primeros capítulos con el Toto y Morales hechos con plasticina. Parece que la idea le gusta. Le hice unos dibujitos del primer plano y quedamos en que más adelante íbamos a sentarnos a trabajar en lo que se podía llegar a hacer. Todo hipotético. Como cosas para hacer luego de llegar de la playa o en las tardes de verano lluviosas. Después le hice escuchar el tema de Waits con el que yo quería que empezara todo. Le encantó. Bien, hasta este punto todo va sobre ruedas, como en el plano… La cuestión es que esta noche, hablando con Franco, me entró una nostalgia por “Down by law” (Bajo el peso de la ley) una película de Jim Jarmusch que es de las películas que más adoro en la vida. Entré a http://www.youtube.com/ y encontré el trailer de la misma. Cuando empezó se me vinieron abajo ciertos sentimientos y otros subieron emocionados. La percusión y la guitarra ya me anunciaban que no iba a poder usar nunca “Jockey full of bourbon” para el eventual entretenimiento veraniego en plasticina. Esa canción era obviamente de la película y la que orquesta todo el trailer y le da ese toque sórdido y de mueca irónica que tienen las imágenes. En seguida me colgué viendo las distintas partes de la película que eran evocadas. Tengo ganas de verla de nuevo. Por supuesto que en youtube encuentro algunos otros fragmentos, como por ejemplo ese en el que los tres presos se encuentran en la celda y uno de ellos (Roberto Benigni) les pregunta si conocen a Walt Whitman y empieza a lamentarse de que los poetas norteamericanos a él le hayan llegado en italiano y no en inglés porque no sabe casi nada. Y luego la escena en que Benigni comenta cómo fue que llegó a la cárcel. Pero “Down by law” no es solamente humor. En ella Jarmusch logró expresar algo que me parece que es esa ignorada poesía de los bajos ambientes. Dejo aquí el link para que visiten la página y vean el trailer: http://youtube.com/watch?v=7BE2M-772dQ

3 comentarios:

Ignacio dijo...

Creo que la sensación que queda en "2046" es parecida a la que me ha dejado la lectura de Onetti, que confieso me repele hacia territorios más afables.
¿Dos es mucho? Aparentemente, según fuentes locales, hemos atosigado a nuestro Gabo vernáculo... Eso me motiva, debo decirlo. Aguante (¿n?) la plasticina y los planos de carretera...

Felipe dijo...

¡Qué triste?

Ignacio dijo...

por cierto, lo de "Sagitaire" no es una joda y empieza el jueves. Como de once a doce va a quedar uno solo de los conductores (eu), la producción ha dado cabida a la literatura, lugar donde sabemos vuestra merced se desempeña como peje en el agua... Intenté comunicarme pero no me ha sido dado por el hado. Intentaré nuevamente