jueves, 3 de julio de 2008

Go, Leo, go (ahead)...


Hoy recibí una gran noticia.
Leonardo Cabrera fue uno de los finalistas del último Premio Nacional de Narrativa de Ediciones de la Banda Oriental. Con su libro de relatos "Mecanismos sensibles", recibió una de las menciones. La verdad es que lo siento como algo personal. Esto me deja muy feliz...
Lindos días para Leonardo, además, porque, por otra parte, su relato "El borde difuso", fue incluído en una antología de narrativa joven que publicó la editorial Trilce en esta semana.
Bueno, quiero por lo menos de momento decir una cosa de la narrativa de Leonardo, algo que siempre me ha cautivado, y que se lo he dicho más de una vez, y es la sensualidad, la sugerencia de su prosa. Me encanta, así, de una. Creo que tiene un cuidado de la palabra muy importante, pero que no se agota en eso, porque además posee un fuerte sentido de la anécdota o de lo episódico. Pero las anécdotas de sus relatos (y esto es algo que me agrada mucho) corren por debajo, pegadas al reverso de los renglones.
(Él seguramente vaya a enojarse por esto que voy a decir, pero acá va: es una de las voces originales que se vienen...)
¡Felicitaciones, Leonardo!...
(PD: Estuve buscando alguna foto suya que no fuera muy rigurosa, y encontré esta que aparece más arriba y que es muy simpática, en la que está en un cumpleaños jugando con la viola de mi hermano, con una niña llamada Julieta, hija de Valentín Trujillo.)

4 comentarios:

Ignacio dijo...

donde se parece a su pariente Fernando...

Rafael Tortt dijo...

¡Felicitaciones al Sr. Leonardo Cabrera!.Y muchas gacias Damián por hacernos llegar esta noticia.

fernanda dijo...

Querido Damián:
Ayer leí El borde difuso y quedé muy pero muy impresionada, mientras lo leí sentía una vocecita interna que me decía "esto es genial! esto es genial!". No tengo el talento de explicar por qué me conmovió tanto, sólo digo que me generó eso que generan algunos libros, que al llegar al final nos quedamos mirando vagamente el último renglón y después volvemos a leer el comienzo, como si no quisiéramos/pudiéramos desprendernos del texto.

Un abrazo,

Damián González Bertolino dijo...

Fernanda:
Bueno, me alegro..
¿Verdad que sí?
Ojalá "Mecanismos sensibles" salga pronto...
Saludos.