lunes, 5 de enero de 2009

Verano VIII (Spielberg)

Ayer salimos a dar un paseo largo con la niña M, y al volver a casa, mientras nos disponíamos a esperar a V y preparar la merienda, nos encontramos con que en el cable estaban pasando "Parque jurásico" (1993), de Steven Spielberg. En realidad la que la encontró fue la niña M, que se puso a hacer zapping y salteó sus canales de dibujitos animados cuando vio la escena en que aparece un tiranosaurio amenazando a los ocupantes de dos camionetas. Me fui a la cocina a preparar algo y luego regresé para ver lo mismo que veo cada vez que me sale al cruce esta película en el cable: la escena en que los niños llegan a la cocina y son acechados por los velociraptors. Es una escena que me fascina, es más fuerte que yo, a tal punto que, cuando termina, ni siquiera sigo mirando el resto.
Mientras merendábamos miraba la cara de la niña M, absolutamente arrebatada por algunas escenas. ¡¡Eso es alienación!!, dijera cierto escritor nacional. ¡¡Ja!!... Luego llegó la escena de la cocina, un muy buen ejemplo de montaje y de tensión. Los niños escapan, entran y cierran la puerta, pero el velociraptor que los persigue logra abrirla e ingresar junto a otro más.
Esta escena me hace acordar siempre a una más reciente que aparece en otra película de Spielberg, "La guerra de los mundos" (2005). Se trata de la secuencia en la que uno de los "tentáculos" de los trípodes de los marcianos ingresa en el sótano en el que están escondidos el padre (Tom Cruise) y su hija (Dakota Fanning) junto a su desequilibrado anfitrión (Danny Boyle). Creo que en realidad Spielberg repitió el mismo procedimiento que en la secuencia de "Parque jurásico" (incluso aparece el recurso del engaño a través del reflejo). Pero no es que me moleste, todo lo contrario, porque el resultado sigue siendo interesante; de hecho, "La guerra de los mundos" es una muy buena película que le hace honor a la novela de H.G. Wells.
Otra cosa en común: las actuaciones de las niñas...
Dejo aquí debajo las escenas en cuestión...




4 comentarios:

Martín Bentancor dijo...

Comentario de maestra solterona: el "desequilibrado anfitrión" del padre y la hija en "La guerra de los mundos" lo encarna Tim Robbins y no Danny Boyle.
Un saludo y buen descanso!

Damián González Bertolino dijo...

¡Ups! Es cierto... Danny Boyle es el director...
Más tarde lo arreglo.
Gracias

Telemías dijo...

D. te mandé un comment diciendo que estábamos mirando lo mismo ese día y otras cosillas, pero no sé por qué no aparece...
remataba diciendo: ¡cómo engancha Spielberg!

saludos

Hebert Zarrizuela dijo...

Damián: coincido con vos respecto a esa escena. El plano fantástico y el plano doméstico se combinan perfectamente; lo que hace que uno se trague la secuencia sin asomo de duda o incredulidad.
Gracias por recordarme estas escenas. No me había dado cuenta de los paralelismos.