jueves, 17 de junio de 2010

Naaa, piensa que...


1) Hay que atacar a Argentina. Péguenle al arco de lejos. Apuren a de Michelis, etcétera.
2) No lo puedo superar. Cada vez que veo jugar a Corea del Sur o a Japón y hay un plano medio, o algo así, y el jugador se queda quieto, como pensando algo, se me viene a la cabeza "Super campeones". Mi teoría es: el fútbol asiático va a llegar a la cumbre el día en que puedan separar del todo el tiempo cronológico, que es el tiempo predominante en este deporte, del tiempo del relato, es decir todo lo que duran en su cabeza las cosas que se imaginan que van a hacer con la pelota mientras Argentina y Brasil les hacen los goles.
3) Sin embargo, un sin embargo como de aquí a la Luna, parece que Argentina se está durmiendo la terrible siesta del fauno. O, en términos de mecánica, tiene el motor en moderación. O está ganando como un boxeador que va volteando sparrings rumbo a la pelea final. Elíjase la comparación que se desee. O ninguna.
4) Si los cálculos no me fallan, Messi todavía está en un 68,373634 % de sus posibilidades como jugador, lo que quiere decir mucho.
5) ¡¡Anelka no puede ser el centrodelantero de Francia!! Henry sigue jugando al fútbol con los pies...
6) Francia, lamentablemente, ya parece una selección de patovicas recolectados en boliches de la Costa Azul, más algún buen jugador como Toulalan o Ribéry.
7) Por ende: ¡Viva México!
8) Si los cálculos no me fallan, estaríamos enfrentando a Corea del Sur en octavos de final. Y en cuartos jugaríamos contra Inglaterra. ¿Alguien quiere más? Bueno... ¿A quién no le gustaría una final entre sudamericanos?
9) Ver 10.
10) Díganme la verdad... ¿Quién no sintió miedo, miedo de verdad, miedo elemental, arcaico, cuando vio a Suárez regresar a la cancha con un algodón en la boca? Parecía que sus paletas se habían desarrollado de pronto o que, fruto de los tantos golpes que recibió, se le estiraron un cacho más desde la mandíbula. Me asusté tanto... Pensé que era la morsa.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

La verdad que comparto bastante sus visiones de fútbol...
Argentina a media máquina queriendo mejorar pero no puede...
Brasil , como lo comentabamos el otro dia...entrena en fase de grupos para prepararse apartir de octavos...
Y Uruguay mejoro notoriamente de un partido a otro , es decir no pensemos que porque le hicimos tres goles a los pobres sudáfricanos (conste que con la ayuda de jueces y todo son malos) y bueno ahora a no ¡creersela! Abrazo profe Valentín.

Cristian dijo...

Hola Damián,

Domenech nunca se recuperó de la final de hace cuatro años, en principio porque jamás esperó llegar a ser finalista. Zidane le sacó las castañas del fuego y el día más importante se las quemó todas. En fin, Francia está en Sudáfrica de vacaciones cortesía de Platiní. No sólo Anelka en la cancha sino Gourcuff afuera.

Abrazo

Fernanda Trías dijo...

Además de estar de vacaciones, se hospedan en el hotel más caro. Como si fueran divos.

Lo del algodón, sí, me asustó. Parecía un conejo.

F.

Vaz dijo...

Que lhes parece uma final entre sulamericanos? Hein? Hein? A Europa toda na arquibancada?

Damián González Bertolino dijo...

VAz: Exactamente. Que en esta final Europa la vea de afuera... Un poquito, nada más. Ja
Fernanda: Parecía el conejo lobo de "La guerra de los vegetales"... Auuuhuhhh

F. de P. dijo...

Yo ya lo escribí. Y ganó Uruguay en mi mentira.

Damián González Bertolino dijo...

Valentín: Gracias por dejar tu comentario. Coincidimos. :)

Cristian: Bueno, no vamos a hablar de Zidane, entonces. Pero a Zidane se las ayudó a quemar Materazzi, seamos justos. Materazzi lo invitó a entrar, y Zidane entró como un caballo. Pero haremos un pacto: no discutiremos más sobre Zidane.
Coincido en que Gourcuff afuera es un regalo muy grande. No entiendo, nadie entiende qué hace Domenech.